¿Nuevo emprendimiento?: Cómo crear un espacio o zona de trabajo en casa

¿Nuevo emprendimiento?: Cómo crear un espacio o zona de trabajo en casa

Si has comenzado o estás pensando en iniciar un nuevo emprendimiento desde tu casa, es importante contar con un espacio donde poder concentrarte y poner manos a la obra.

También tiene retos que superar, aprender a separar tus espacios siguiendo la premisa “un lugar para cada cosa”, así como mantener el escritorio ordenado y crear un ambiente de trabajo en donde tu creatividad y energía fluyan.

Para crear nuestro espacio de trabajo debemos tener en cuenta lo siguiente:

1 – ESPACIO/LUGAR

Trabajar desde casa no es fácil, si contamos con el espacio indicado ¡¡genial!! ya avanzamos un paso; si no contamos con él, todo puede resultar una distracción. Por este motivo el lugar de trabajo en casa debe estar bien delimitado.

Una buena opción es ocupar aquellos rincones que veamos libre, eso sí, aunque esté integrado a otro espacio intentemos que sea un lugar de poco tránsito para poder concentrarnos.

Hablaremos en términos generales ya que todo depende de las tareas que vayamos a realizar.

Si es del tipo manualidades, fabricación, etc, la mesa de trabajo tendrá que ser amplia y cómoda más el espacio de guardado de materiales.

En el caso de que sea de venta, también necesitaremos espacio de guardado acorde al tipo de venta (ropa, joyas, etc).

En cambio, si es de orden administrativo o de algún tipo de diseño que solo requiera de una computadora, bastará con un escritorio y cajonera.

2 – MOBILIARIO/FUNCIONALIDAD

En ambientación, podemos decir que un espacio está muy lindo, bellisimo, espectacular, diiviiino, como de revista, pero a la hora del uso cotidiano… no es para nada funcional, por eso es que hay una gran diferencia entre Diseñar y Decorar.

Diseñamos un espacio para que todos los elementos que coloquemos en él “funcionen” a la hora de utilizar dicho espacio:

  • Tipo y tamaño del escritorio: los de vidrio suelen ser más sutiles y se pierden de la vista logrando mayor amplitud y pasar desapercibidos. 
  • Silla cómoda en virtud del tiempo que estaremos sentadas en ella.
  • Si necesitamos estantes, qué es lo que pondremos en él y cuantas veces lo utilizaremos para ver su diseño y altura.
  • Bibliotecas
  • Cajoneras
  • Etc

Decoramos para que ese espacio se vea equilibrado, prolijo y bonito, que nos llame con solo mirarlo: todo entra por los ojos y los sentidos.

Reitero, todo depende de la actividad. Pero lo importante es cómo vamos a utilizar los elementos que pongamos en esos muebles.

3 – ILUMINACIÓN

Tema no menos importante, si tenemos suerte de contar con una ventana, colocaremos el escritorio o mesa de trabajo cerca de ella. Si no hay ventana, invertir en luz, es invertir en nuestra vista que se verá menos deteriorada, por lo que pondremos lámparas que den una buena iluminación, teniendo en cuenta las sombras o contrastes que pueda originar sobre el lugar de trabajo. Lo ideal sería una lámpara de brazos flexibles para direccionar según nuestra necesidad.

4 – COLOR

En cuanto a los colores, si bien es cuestión de gustos, es mejor utilizar los colores neutros, éstos harán que estemos más concentradas. No obstante, si se tratara de un espacio pequeño o compartido con otro espacio (living, comedor diario, etc.) usar colores claros que dan sensación de amplitud.


«El buen diseño consiste en convertir sueños en realidad»

John Saladino

Rincón de trabajo en casa
Ejemplo ideal de un espacio reducido para manualidades, con tablero de diseño para la ubicación de muchos carreteles de hilo, estantes laterales para pinturas, tablero de corcho para recordatorios o materiales que se necesitaran para la labor a desarrollar, y luz direccional a la mesa de trabajo.
zona de estudio
Espacio de oficina en un living donde el color blanco hace que se pierda en el rincón de la pared pasando casi inadvertido y con los elementos necesarios para la tarea a desarrollar. Con la limpieza visual se evitan distracciones.
zona de estudio
Más que una librería, cambiar un par de estantes de la biblioteca por otros extraíbles y reforzados, han permitido crear un rincón de trabajo en este living. Una solución que se adapta a todo tipo de zonas de estar, en la que la doble superficie ganada permite tener la notebook y la impresora cerca en un mínimo espacio. Tener en cuenta puntos de luz y enchufes necesarios .
zona de estudio
Tener un despacho en el salón y que pase completamente desapercibido es posible cuando se oculta tras una puerta.
En este caso son dos que forman parte de un mueble, que incluye varios módulos multiuso apoyados sobre una base con estilizadas patas. Si se planifica la iluminación artificial —en este caso, independiente del resto del salón— y los enchufes, un rincón de trabajo funcional se integra por ejemplo, a un mueble bar. Un acierto: el mueble se mimetiza con la pared, si se pinta en el mismo tono.

Sandra Gándara

Diseñadora y Decoradora de Interiores